Reclamamos un mejor bus.

Los usuarios de la 18 reclaman otra ruta que les permita llegar hasta la estación de autobuses, el Hospital Perpetuo Socorro y Valdepasillas

El mirador del Cerro Gordo, según los últimos datos del censo municipal, cuenta con 4.400 vecinos, pero los residentes afirman que la cifra es superior. Este barrio está separado por más de seis kilómetros del centro de la ciudad. Eso obliga a muchos a utilizar el autobús urbano. Solo cuentan con la línea 18 que va de su zona a San Roque, el centro y la avenida de Elvas. Por ello piden otra ruta distinta que les lleve hasta Valdepasillas.

El promotor de esta iniciativa es uno de los vecinos del barrio, Juan González Galiot, que organizó una votación a través de Internet para conocer la opinión de sus vecinos. Más de 300 respondieron y el 93% solicitó una segunda línea que llegue al Cerro Gordo.

Recientemente el Ayuntamiento tuvo que reforzar el servicio de la línea 18 por la enorme demanda que hay, principalmente de los vecinos del Cerro Gordo. Por ello estos pacenses proponen que se instale una nueva ruta que alivie la congestión de la primera y suponga una nueva alternativa para los usuarios.

Los residentes del mirador del Cerro Gordo proponen que la nueva línea conecte su barrio con Valdepasillas, ya que es una zona a la que acuden muchos vecinos de esta urbanización por distintos motivos. Actualmente, para poder acceder hasta Sinforiano Madroñero, por ejemplo, deben realizar un transbordo. Proponen, además, que esta ruta también les conecte con el Hospital Perpetuo Socorro y el Materno Infantil y con la estación de autobuses interurbanos.

González Galiot explica que, en la practica, la falta de alternativas hace que algunos vecinos renuncien a utilizar el transporte público. Cree que esta segunda línea incentivaría la utilización del autobús urbano para salir de su barrio.

No es la primera vez que el Cerro Gordo inicia una campaña para mejorar las comunicaciones del barrio con el casco urbano. Desde que se inauguró esta urbanización, la mejora del transporte público con el que cuenta ha sido una de sus principales luchas. En 2012 ya recogieron 2.400 firmas para solicitar el servicio los fines de semana. Tras lograrlo comenzaron a reclamar conexiones nocturnas, no solo en los eventos, sino de forma habitual. Ahora su reclamación es contar con una segunda línea.

Fuente: Hoy.